fbpx

Transcripción del Video Las Consecuencias del Estrés:

Al despertar la quietud del amanecer podría hacernos pensar que será un día tranquilo.

Pero al no más abrir los ojos comienza, se hace presente el torbellino de preocupaciones: la hipoteca, las deudas de todo tipo, el poder manejar los estudios, el trabajo, la familia, los hijos, las relaciones, todo al mismo tiempo.

Es fácil sentirse abrumado y luego decaído, es fácil sentir que la vida no tiene sentido.

Nos aferramos a un deseo ingenuo, de que cuándo resolvamos los problemas que tenemos enfrente, finalmente podremos ser felices.

Lastimosamente no funciona así, luego de superar un problema parece que vienen muchos otros.

No entendemos cómo es posible que siempre sentimos cómo que algo anda mal, cómo que existiera un enemigo invisible que nos acecha constantemente.

Ese enemigo es, el estrés.

La función del estrés es importante, nos permite sobrevivir a los peligros de la vida y a movilizarnos a resolver situaciones en relación a nuestras metas, sueños y objetivos.

El problema es que ni siempre estamos en peligro, pero vivimos como que si estuviéramos al borde de un precipicio todo el tiempo, todos los días.

Quizás esto se deba a la poca capacidad que hemos desarrollado para manejar el estrés, ya sea por lo imperfecto que es el ser humano, lo excesivo de las demandas de la sociedad o lo acelerado de los tiempos modernos.

Lo que si sabemos es que este estres no cesa. Se multiplica en nuestras mentes, proliferando substancias como el cortisol y la adrenalina, que al acumularse puede traernos consecuencias severas.

Estas consecuencias si las conocemos muy bien:

Sabemos como se siente la ansiedad, cómo parece que los 60 segundos de un minuto, no son suficientes para mantenernos cuerdos.

Sabemos como se siente la depresión, como estar en el fondo de un pozo dentro de una obscuridad tan profunda que nos es imposible salir.

Sabemos sobre la ira, la culpa, la irritabilidad, los celos y los comportamientos obsesivos: la anorexia, la bulimia.

Y eso sin contar con los problemas físicos y biologicos que también se desencadenan al tener un estrés crónico:

Tensiones, palpitaciones, dolores de cabeza, presión alta, artritis, diabetes y hasta despierta células cancerígenas.

El estrés es el enemigo más poderoso del mundo moderno, responsable por la mayoría de problemas que hoy tienes.

Está en nuestra mente la clave para desacelerar y evitar que la vida se te escape, es hora de tomar el control sobre lo que te ocurre.

Mira en estos videos cómo puedo ayudarte a manejar las consecuencias del estrés en una psicoterapia.