Tel y WhatsApp: 3045-5946 kevin@peakmperformance.com

Como Salvar el Amor Con Pesimismo

 

¿Cómo Salvar el Amor… Con Pesimismo?

 

Es fácil ser pesimista para muchas cosas

como el estado del planeta, la economía, el futuro de la humanidad…

Sin embargo hay un área en la que muchos de nosotros conservamos un curioso sentido del optimismo.

En el amor.

 

Tenemos fe en que, de entre los millones de seres humanos ahí afuera,  un día seremos capaces de localizar una Persona Muy Especial.

Un ser excepcionalmente adecuado a nuestro temperamento, a nuestros gustos y aspiraciones;

Alguien que parecerá como la parte que falta de este complicado rompecabezas de quienes somos.

 

Alguien que nos complete.

Tenemos la consciencia de que no será fácil encontrarle.

Existe tanta gente que parece tan amigable y agradable al inicio…. Pero luego los problemas comienzan a surgir.

 

Puede que resulte que esta persona tiene una hermana muy irritante;

O se ponen demasiado nerviosa por cualquier cosa… como estar insistiendo en llegar al aeropuerto 3 horas antes por miedo a que puedan perder el vuelo.

O tienen un gusto terrible por la música;

 

O la conversación que pueden tener después de un largo día de trabajo deja mucho que desear.

Es por eso que seguimos buscando: Pidiéndole a nuestros actuales compañeros que nos den espacio,

 

O que nos den un tiempo,

Nos separamos y divorciamos…

 

Buscando por en el internet por futuras posibilidades.

A pesar que parece que hay que ser muy romántico poner tanto esfuerzo en encontrar la persona correcta, en verdad, nuestra búsqueda perpetua es realmente un rechazo al amor maduro.

Es una garantía de que no podremos tener éxito en las relaciones, porque al final… el secreto profundo de amar, es que no existe “una persona correcta”.

Si existen seres perfectos, podemos imaginarlos muy claramente, pero trágicamente, existen en la atmósfera superior y nunca aquí abajo en la tierra.

Es esa insistencia de que la persona sea “la correcta”, es donde encontramos la raíz de la rabia y la intolerancia,

porque nunca nos enfurecemos tanto como cuando nuestras expectativas se derrumban por haber idealizado que la perfección era garantizada.

Y teniendo en cuenta de cómo realmente son los humanos, lo que siempre podemos garantizar es que encontraremos personas que no serán del todo… “perfectos”.

Para ser realmente románticos, verdaderamente comprometidos con lo que requiere el amor, necesitamos una cualidad vital…. Que es raramente es mencionada:

 

Una dosis saludable de Pesimismo

 

Pesimismo sobre cómo, incluso la persona que aparente ser lo más cercano a perfecta, no lo será una vez la conozcamos por completo.

Y con ese pesimismo viene el perdón por la muy larga e inevitable gama de defectos que descubriremos en cada una de esas personas que conozcamos.

Y que ellos, por supuesto, descubrirán en nosotros.

 

Una búsqueda optimista de la persona perfecta nos lleva a descartar a todos los que conozcamos.

Sin embargo, la persona que es realmente adecuada para nosotros, NO es la persona que comparte todos nuestros gustos;

Sino la persona que negocia las diferencias en los gustos, de forma inteligente y sabia.

La compatibilidad es un logro en al amor; no puede ser la condición que los lleve a formar el amor.

Para tener la habilidad de amar correctamente, tenemos que asistir primero a funeral:

 

El funeral del perfeccionismo.

 

Tenemos que enterrar, bien profundo, un montón de nuestras esperanzas sin sentido.

Ese funeral es la cosa más romántica que podemos hacer.

Nos liberará para volver a salir al mundo y tener relaciones humanas que si puedan perdurar y florecer.

Aprender Sobre la Psicoterapia aqui

Visita mi Canal de Youtube